Robert Zatorre: música y neurociencia

 

La música involucra la mente y el cuerpo de manera francamente misteriosa sin embargo es una vía regia para entender como funciona el cerebro.

El pasado mes de abril, tuvimos ocasión de escuchar -dentro del ciclo El cerebro invade la ciudad a Robert Zatorre (Buenos Aires 1955),  neurocientífico argentino afincado en Canadá (Universidad McGill)que trabaja desde hace años para entender:

-Donde están los circuitos musicales en el cerebro

-Cómo se demuestra la plasticidad cerebral

-Por qué la música nos provoca emociones

Desde un esquema que podríamos simplificar hablando de la interrelación entre

Anatomía                                     Función

Conducta

La música es percibida por el cerebro como una recompensa, nos emociona, nos calma, permite que cambie nuestra frecuencia cardíaca o nuestra temperatura corporal. Provoca la liberación de dopamina, neurotransmisor asociado al sistema de recompensas y ya es probado que  quienes tocan algún instrumento tienen un mayor volúmen de sustancia gris.

Zatorre, que además es organista ha reunido un grupo multidisciplinario (desde psicólogos hasta informáticos) para comprender qué es, por qué y para qué existe la música.

El principio de todo parece estar en la tendencia de nuestro cerebro a establecer patrones, armarlos, buscarlos y encontrarlos en todo lo que nos rodea: anticipamos así una melodía.

Es claro-dice Zatorre- que existe una relación bastante estrecha entre la música y la palabra y de éstas con la memoria, es más fácil recordar unas frases cantadas que las mismas frases habladas: es un dato que sin duda debiera trabajarse como método de aprendizaje.

Zatorre también defiende los efectos terapéuticos de la música bajo ciertas circunstancias. La musicoterapia se ha probado como útil en algunos tipos de afasia; en pacientes con daño cerebral para producir la palabra, en algún caso-no en todos-es posible con una terapia de canto mejorar la expresión verbal: con el canto pueden reproducirse palabras más fácilmente.

Por otra parte, ya es un hecho contrastado que el cerebro de los músicos es distinto debido a que la plasticidad cerebral hace que cambien ciertos circuitos cerebrales y en particular la parte del cerebro que controla los dedos y los oídos luego de muchos años de practica de un instrumento.

Esto es algo que ya predijo Ramón y Cajal en 1908, sin tener en ese momento ninguna prueba. En los músicos es posible ver con RMi que el espesor cortical en la zona auditiva y motora es mayor que en una persona sin formación musical, el oído es más fino y el control muscular es mayor.

En el caso del canto, el mismo mecanismo que utilizamos para hablar : pulmones, cuerdas vocales músculos,  debe afinarse para conseguir tonos; el sistema es el mismo pero la forma en que se controla es diferente,  a nivel cerebral hay más control del lado izquierdo en el caso del habla y más del lado derecho en el canto -para poder controlar los tonos-.


Existen actualmente varias líneas de investigación que tratan de probar que la practica de la música actuaría como factor protector en las enfermedades neurodegenerativas. Aunque aún no hay resultados concluyentes es obvio que  cantar o tocar un instrumento, aunque sea de oído es sumamente beneficioso no solo desde lo cognitivo sino por el innegable efecto sobre las emociones.

Las conexiones neuronales fluyen más fácilmente cuando hay un tono emocional positivo. La música -concluye Zatorre- tiene valor intrínseco,  nos dá placer  y nos ayuda a controlar nuestro sistema nervioso por lo que debería ser parte del currículum escolar.

“La música es una forma de lenguaje en sí misma y ciertamente es una forma de lenguaje para la mente. Si quieres comunicar algo emotivo quizás la música sea el canal adecuado”

By Raquel Ferrari

Fuente

http://www.agenciasinc.es/Entrevistas/Todo-el-cerebro-esta-dedicado-a-la-musica

http://elpais.com/diario/2011/10/13/ultima/1318456802_850215.html

________________________________________________

 

 

About these ads
Esta entrada fue publicada en neurociencia, neurociencia y educación, salud mental y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Robert Zatorre: música y neurociencia

  1. ALUCOD dijo:

    Reblogueó esto en NeuronaDosy comentado:
    Quién no se ha emocionado alguna vez con una canción o con una melodía, aquí podemos saber cómo es el proceso.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s